info@herculesgolf.com · 981 64 25 45
24/06/2019

Los hoyos


Dog leg izquierda en ligero ascenso, con fuera de límites a la derecha todo lo largo del hoyo.

Pegar un primer golpe a la altura del bunker de la izquierda, para alcanzar la plataforma de 130m del segundo golpe, si se quiere alcanzar el green en regulación con ciertas garantías.

Hoyo recto en bajada con fuera de límites a la derecha todo lo largo del hoyo.

Con el primer golpe se debe superar de vuelo el pequeño valle del 200 y permitir que la bola ruede a una buena posición, el viento predominante del nordeste dificulta alcanzar el green en regulación.

Lo principal en el primer golpe es situarse en calle en la zona más baja de la misma, para permitirse coronar la loma del segundo golpe y tener un acceso a green con posibilidad de elegir entre las dos plataformas bien diferenciadas por un gran piano.

Hoyo recto en bajada con viento predominante a favor.

Fuera de límites a la derecha a todo lo largo del hoyo.

El bunker situado a la izquierda de la calle condiciona en gran medida la rodada y la posición final de la bola.

Un buen golpe de salida le permitirá alcanzar la plataforma del 75 desde donde podrás alcanzar perfectamente la zona de green donde esté situada la bandera

Hoyo recto cuesta arriba donde con el primer golpe debe intentar superar los tres árboles de la izquierda, pero no demasiado, ya que cuanto más avance más se complica el loft.

El green está fuertemente protegido por un gran bunker y por el viento predominante, lo que le obligará a jugar al menos dos palos de más para alcanzarlo con éxito en regulación.

Dog leg a la derecha en bajada con fuera de límites a la derecha todo lo largo del hoyo.

Se debe jugar el primer golpe apuntando al bunker de calle de la izquierda y dejar que el relieve de la calle y el viento la lleven al centro para tener un golpe en alto de aproximadamente 100m. sobre un green que recibe cuesta arriba en su parte final.

Bonito par tres de distancia y precisión ya que además de sus 180m, cuenta con un fuera de límites por la izquierda y el fondo, obstáculo de agua corto y otro a la derecha, con un green protegido por dos bunkers.

Es el primer hoyo de nuestro particular amen corner.

Hoyo que discurre entre un riachuelo a la izquierda, marcado como fuera de límites y un lago a la derecha.

Buscar una bola al fade evitando el gran bunker de la izquierda facilitará la entrada a un green en forma de ocho, protegido por un fuera de límites a su izquierda.

Para cerrar este bello rincón del campo, este impresionante par tres de 205 m le exigirá un potente golpe por la izquierda de la calle, ya que si el golpe es bueno el viento predominante se encargará de ponerla en el centro de green y si no fuese lo suficientemente bueno, el bote en calle por la izquierda le ayudará más que por la derecha.


Hoyo recto en suave pendiente hasta los 150m donde una fuerte bajada le mostrará una imagen distinta del hoyo.

No es necesario alcanzar una gran distancia de salida, preferiblemente buscar el centro de la calle o la parte izquierda para pegar un segundo golpe que rodando cuesta abajo coloque la bola pasado el 100 por la izquierda y dejarse un tiro franco a green.


Hoyo recto cuesta arriba protegido con cuatro bunkers laterales y un gran bunker central que protege el green en tres cuartas partes de su perímetro.

Una salida centrada que supere el 100 le dará una visión completa del green.

El segundo golpe debido a su posición cuesta arriba y el viento predominante precisará uno o dos palos más de lo habitual para esa distancia.

Hoyo recto cuesta arriba con un bunker de calle en la izquierda inapreciable desde el tee.

Se debe jugar por la derecha dejando que en relieve de la calle posicione la bola en el centro de la misma.

El segundo golpe a green ha de ser poderoso ya que este está protegido en gran medida por un bunker frontal y por el viento predominante. De no poder alcanzarlo de vuelo, jugarlo entrando por el lado derecho es otra posible opción.

Los 560 metros de este gran par cinco ponen a prueba a los pegadores, lo recomendable es jugar un primer golpe apoyado en el lado derecho de la calle, buscar con el segundo coronar el promontorio del 150 y desde allí con una visión clara del green poder acceder a la zona donde está posicionada la bandera.

No menosprecie este par tres por tener el hándicap más elevado de todos, aunque en principio no plantea grandes dificultades, a veces la cosas se complican y no siempre se sale con el par.

Hoyo recto y plano con una segunda mitad con fuerte pendiente.

Dispone de un fuera de límites a la derecha todo lo largo del hoyo, lo que unido al viento predominante le invita a apurar el lado izquierdo de la calle donde le espera un bunker compartido con el hoyo 13.

Una vez superado este trámite todavía queda un difícil golpe a un green en alto, protegido por un gran bunker frontal derecho que atrapa un buen numero de bolas.

Su green en dos plataformas con un fuerte piano, completa la dificultad del hoyo, donde salir de él firmando un bogie no es ninguna deshonra.

Después de un largo paseo desde el green del 15 nos situamos en el tee del 16 donde una preciosa vista de los valles de alrededor le cautivará, pero no se distraiga con eso porque aunque este hoyo en bajada con fuera de límites por la izquierda, no es de los más difíciles, si necesitará evitar el árbol del centro de calle con un golpe certero buscando la zona del 80-70.

Para el approach a green normalmente necesitará un palo menos de lo habitual, debido al viento predominante y al fuera de límites existente por detrás del green.

Este sencillo par tres de 127 m, al estar tan expuesto al viento, puede hacerle variar el golpe hasta cuatro palos dependiendo de la dirección y la intensidad del mismo.

Su bunker de entrada y su fuerte depresión posterior, son su defensa ante un green que tiene menos caídas de las aparentes a primera vista.

Posiblemente sea el hoyo emblemático del campo, que ha destrozado tarjetas ganadoras en primera instancia y que nadie debe menospreciar, más bien todo lo contrario, prestar una especial atención tanto en el diseño como en la ejecución de los golpes así como a la condición de los obstáculos.

Cuenta con un fuera de límites por la izquierda de principio a fin, con cuatro bunkers de calle, un lago a la atura del 100 y otro a la derecha de green, un viento predominante que en el primer golpe le llevará la bola hacia la derecha y en el de entrada a green frenará su vuelo.

Una vez en él, se encontrará con un green muy movido con dos plataformas laterales que condicionarán el pateo al nivel de sus habilidades.